Home
Casilda
Programa
Experiencia
Prensa y medios
Contacto
 

 
 
El Mundo
20 de mayo 2004
Espectàculos
Éras una vez un cuentacuentos
   

Barcelona - Fórum son muchos los que vienen para dejarse impactar por monstruos fantásticos y artilugios espectaculares. Pero a veces lo que más seduce es lo que está más cerca. Tan cerca, que puede que se encuentre incluso dentro de uno. Tim Bowley, Casilda Regueiro y Boniface Ofogo presentan en el Teatro del Fórum un espectáculo de cuentacuentos que mece al espectador en una frontera intemporal repleta de fantasía.

Tándem perfecto
Casilda Regueiro y Tim Bowley son un tándem. Uno cuenta un cuento y el otro traduce, o viceversa. Hoy cuenta Tim en inglés y Casilda repite pero en castellano. Hay cosas que se sobreentienden con los gestos del británico al narrar, aunque la gallega lo reitera: hace como si se bajase seductoramente un tirante ficticio y sonríe al público. No es necesario decir más. El auditorio es cómplice. Llevan más de siete años trabajando juntos, narrando juntos. Y eso sobra decirlo cuando están sobre el escenario. Son dos pero es como si fuesen uno. Mímesis. Ellos lo definen como "hipnosis" y aseguran que no tienen ninguna técnica. Tim encuentra los cuentos; luego ambos los trabajan. "Tampoco ensayamos mucho", dicen. No ensayan porque están convencidos de que el cuento forma parte de las raíces ancestrales del hombre, que sale de dentro, que es magia. Al principio puede parecer un impedimento la dualidad de idiomas: primero en inglés; inmediatamente después en español. Pero los cuentos que narran están repletos de 'visiones', "no se basan en la belleza de las palabras, sino en la acumulación de imágenes, por eso a mí me resulta fácil narrar en otro idioma lo que cuenta Tim", explica Casilda.

Apretar el botón exacto
Pronto el público se sumerge en las historias. El auditorio entra en ese mundo de personajes y paisajes que cada uno ha interiorizado y que sale a relucir cuando aprietan el botón exacto. Y eso es lo que consigue precisamente 'Hilando cuentos': activar la imaginación, despertar nuestro apetito de literatura, hacer soñar. La santiaguesa Casilda Regueiro, el británico Tim Bowley y el camerunés Boniface Ofogo estarán en el Fórum Barcelona 2004 hasta el 16 de junio hablando de princesas, de esquimales, de esperanzas y de hombres tontos y sabios. "Os voy a contar una historia en la que a lo mejor os sentís reflejados", dice Bowley, y va hilvanando, junto con Casilda, un telar de protagonistas que se desvanecen y vuelven a aparecer para cerrar el cuento. Un lobo hambriento, un hombre tonto, un árbol viejo, una mujer hermosa y Dios haciendo ganchillo.

Proyección colectiva
En el cuarto de hora escueto que la pareja está en el escenario, toda una galería de personajes comienza a desfilar por la sala. No hay pantallas, proyecciones, trucos audiovisuales ni nada que se le parezca, pero los presentes, al unísono, imaginan. Y de paso sueltan anclas: esto no es Barcelona, no es el Fórum, no es un teatro. Esto es el Ártico, es la selva, es el cielo.